El banco de inversión JP Morgan publicó un nuevo informe que incluyó un complicado pronóstico sobre la economía argentina

El mismo hizo foco en el resultado de las elecciones del 13 de agosto, al que denominó como el «terremoto Milei», además de la devaluación que se produjo horas después de las PASO 2023.

En su reporte, la entidad bancaria revisó la pauta de inflación anual en Argentina y estimó que en el último trimestre del 2023 estará la necesidad de volver a ajustar el dólar, algo que influirá en los precios nuevamente. “Revisamos al alza nuestro pronóstico de IPC a diciembre de 2023 después del ajuste del tipo de cambio oficial post PASO”, expresaron en primer lugar.

El JP Morgan aseguró a sus clientes que las previsiones inflacionarias para todo el año subieron a 190%. Con respecto al número que se publicará en septiembre, sobre la inflación de agosto, estimaron que romperá la barrera de los dos dígitos y se ubicará en torno al 12%.

“Con todo, la respuesta del Gobierno fue algo diferente de la que esperábamos. De hecho, en acuerdo con el FMI, optó un salto discreto por única vez de 22% del tipo de cambio oficial”, destacó sobre la decisión del gobierno argentino tras el resultado de las Elecciones PASO 2023. 

Uno de los focos del informe estuvo en la expectativa que habrá durante las semanas siguientes, en medio de una “persistente incertidumbre respecto de la política económica y del resultado electoral”. «Asumiendo un traslado a precios de 50% durante los primeros dos meses post devaluación, esperamos que en agosto-septiembre la inflación se ubique en los dos dígitos: 12,5% mensual promedio”, agregaron.

En otras palabras, lo que estima el JP Morgan es que habrá una inflación bimestral que estará cerca del 25%, lo que obligaría al tipo de cambio oficial a volver al nivel precio a la devaluación en términos de retraso cambiario. Este escenario aumentaría la necesidad de un nuevo ajuste y detallaron: «Incrementamos nuestra proyección de inflación anual de 150% a 190%, mientras que seguimos marcando el riesgo de mayores alzas de nuestros pronósticos, dependiendo en el muy incierto resultado de las elecciones generales de octubre”.

El “terremoto Milei marca el inicio de un período de intensificada incertidumbre”, algo que podría afectar aún más al panorama financiero. Según sus argumentos, la relación entre la dinámica de la economía y los giros políticos agregan niveles de inquietud a los desafíos que se enfrenta Argentina.

COMENTARIOS