La reacción del serbio Novak Djokovic, número uno del mundo, al perder el partido contra el español Carreño y ver su sueño olímpico esfumado

Cayó hoy en el partido por la medalla de bronce con el español Pablo Carreño Busta, por 6-4, 6-7 (6-8) y 6-3, y se marchó de Tokio sin medalla alguna en lo que pudieron haber sido sus últimos Juegos Olímpicos.

El serbio, de 34 años, había perdido ayer en semifinales con el alemán Alexander Zverev (5), por 1-6, 6-3 y 6-1, y así le dijo adiós a su sueño de conquistar el «Golden Slam», una distinción que se alcanza al conquistar los cuatro Grand Slam y la medalla dorada en los Juegos.

La imagen de Novak Djokovic nervioso, fuera de control, tirando sus raquetas contra el piso, pegándole a la insignia olímpico o haciéndola «volar» hacia la tribuna, fue el resumen de sus últimas horas en Japón.

Bronca e indignación ante perder un partido fundamental para llegar al oro olímpico de Tokio 2021.
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.