La Cámara revocó la decisión del juez que le permitió a L-Gante salir libre y volvería a prisión

Luego de permanecer tres meses en prisión por privación ilegal de la libertad y amenaza, L-Gante volvió a ubicarse en el ojo de la tormenta.

Este jueves, los magistrados de la sala I de la Cámara de Apelación y Garantías de Mercedes revocaron la decisión del juez que le otorgó la libertad al conocido cantante de cumbia. 

Elián Ángel Valenzuela fue detenido en la DDI de Quilmes por los «delitos de amenazas simples en concurso real con privación ilegítima de la libertad, en concurso ideal con amenazas coactivas», «privación ilegítima de la libertad simple en concurso ideal con amenazas simples» y por «tenencia simple de estupefacientes».

Luego de 100 días infernales, el pasado 8 de septiembre, el músico volvió a recuperar su liberad. El beneficio fue otorgado por el juez de Garantías, Gabriel Castro quien resolvió la medida ante un pedido de cambio de calificación legal y de excarcelación presentado por Diego Storto, abogado defensor del cantante. El magistrado tuvo en cuenta las contradicciones de un testigo y un nuevo testimonio en la causa, que suponían una versión completamente distinta a la valorada al momento de la prisión preventiva. 

Sin embargo, la libertad duró poco, ya que este jueves, los camaristas Oscar Reggi y Jorge Risuelo hicieron lugar al recurso de la queja que habían presentado el damnificado y la fiscalía contra el juez Castro. Según explicaron fuentes judiciales,, ordenando que sea este mismo magistrado quien vuelva a pronunciarse sobre el cese de coerción. 

La denuncia que lo llevó a prisión

La denuncia contra el músico fue radicada el 27 de mayo por Torres, vecino de la familia Valenzuela. Ese día, varios amigos del músico salieron a bailar, hecho que lejos de ser placentero, terminó con un trágico final que privaría al cantante de su libertad. 

El incidente se dio luego de que los amigos del cantante discutieran con un grupo de personas, entre los que se encontraba un empleado municipal vecino del barrio. Tras esta situación, la Guardia Urbana de Protección Ciudadana del Municipio demoró al grupo de L-Gante.

Al enterarse de esto, Elián comenzó a amenazar a Torres para que liberaran a sus amigos. Según dicen, fue hasta la casa armado y lo obligo a subirse a su auto. “El músico tomó al empleado municipal, le apuntó con una pistola, lo obligó a subir a su coche y se lo llevó”, describieron fuentes del caso. 

Torres permaneció 23 minutos cautivo hasta que L-Gante recibió una llamada en la que le aseguraban que sus amigos habían sido liberados por la Policía. Con la prueba reunida, la fiscalía a cargo de Raúl Villalba solicitó la detención de Valenzuela al juez Gabriel Castro, quien convalidó el pedido.

Fuente Canal 26

COMENTARIOS