Fué víctima de una estafa virtual y el banco le devolvió el dinero a los ocho meses pero no pudo hacerle el cumpleaños de 15 a su hija

Nicolás Urquía abrió su home banking porque debía pagar la tarjeta de crédito y se encontró con una importante suma de dinero y el detalle de que se trataba de una “devolución por cancelación de crédito”.

Su banco, el BBVA Francés, le había depositado la plata que injustamente le cobró durante ocho meses seguidos pese a ser víctima de una estafa virtual.

Este sanfrancisqueño de 36 años, trabajador en una empresa metalúrgica y padre de dos hijas, recibió por anticipado el pan que seguramente iba a traer en noviembre próximo su tercer hijo que viene en camino: “Cuando vi el dinero fue una alegría enorme, no lo podía creer”, recordó sobre el episodio vivido sólo hace unos meses.

Urquía fue una de las tantas víctimas de ciberdelito, un fenómeno que creció en medio de la pandemia y cuyas modalidades más comunes son la suplantación de identidad, el fraude y el robo de cuentas. En su caso, los delincuentes sacaron un crédito de 380 mil pesos a su nombre y una vez depositado el dinero en su home banking se lo robaron.

“¿El banco otorga créditos sin ninguna documentación o chequeo previo sabiendo las cataratas de estafas que se producen?”, se llegó a preguntar el damnificado, quien meses atrás decidió demandar a la entidad financiera por daños morales y punitivos.

SIN REGALO DE 15 PARA SU HIJA

Urquía debía pagar en un principio 60 cuotas de 22 mil pesos, dinero que se le descontaba cada mes de su cuenta. “Era un verdadero garrón”, definió en diálogo con LA VOZ sobre la situación vivida. En total llegó a devolver unos 180 mil pesos.

La historia comenzó el 14 de agosto de 2020 cuando recibió un llamado del Banco BBVA Francés de San Francisco en el que le consultaban si validaba una transferencia de 384 mil pesos, a lo cual asegura haber respondido negativamente. Sin embargo, la operación se ejecutó igual.

Cansado de reclamar durante los primeros meses y no tener respuesta alguna, y lejos de quedarse de brazos cruzados, decidió cambiar la estrategia y denunció al banco por la estafa. Pero las cuotas seguían debitándose de su cuenta.

Además de asesorarse con abogados especialistas en el tema, el trabajador metalúrgico llevó su reclamo a los medios de comunicación y hasta se manifestó frente a la sucursal que el banco tiene en la zona céntrica de San Francisco.

“Me ayudó mucho manifestarme, no quedarme callado; en esta ciudad nos conocemos todos”, indicó Urquía, quien recibió la primera buena noticia en julio pasado cuando el juez de primera instancia y tercera nominación en lo Civil y Comercial de San Francisco, Carlos Viramonte, dictó una medida cautelar ordenando al banco que deje de cobrarle las cuotas del crédito.

Para Urquía eso significó un alivio, aunque aclaró que también esperaba que la Justicia resuelva la devolución del dinero que ya había pagado durante ocho meses.

“Me descontaban 22 mil pesos por mes, una plata importante. Yo alquilo mi casa, tengo familia y esa plata con la que pagaba el crédito salía de unos ahorros que tenía. Mi hija cumplió los 15 y ni un regalo le pude hacer porque la plata que ganaba era para vivir y encima tenía este crédito que nunca pedí”, señaló.

JUICIO Y DEVOLUCIÓN

La demanda judicial hacia la entidad bancaria continúa su curso. A mediados de agosto se realizó una primera audiencia entre las partes en los Tribunales de San Francisco, pero no hubo acuerdo dado que el banco mantenía su postura.

“Tuvimos la primera audiencia donde el banco no ofreció nada, mantenía su postura diciendo que el error fue mío. Pero a los pocos días me devolvieron el dinero”, explicó Urquía sorprendido.

Sin embargo, la marcha atrás del banco no cambia los planes del damnificado, quien piensa continuar con las medidas legales. Será el 3 de noviembre próximo cuando vuelvan a verse las caras en una segunda audiencia con el objetivo de llegar a un acuerdo.

Urquía busca que su caso siente precedente, sobre todo para que otras personas que fueron estafadas del mismo modo puedan recuperar el dinero perdido: “Integro grupos de WhatsApp y Facebook con mucha gente a la que le pasó lo mismo. Espero que también se animen a llevar adelante la demanda judicial para tener respuestas porque ser víctima de una estafa de este tipo no se lo deseo a nadie”, concluyó.

San Francisco: lo estafaron con un crédito que no pidió, demandó al banco y  le devolvieron el dinero | Ciudadanos | La Voz del Interior
“Tuvimos la primera audiencia donde el banco no ofreció nada, mantenía su postura diciendo que el error fue mío. Pero a los pocos días me devolvieron el dinero”
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.