DSJ19 11 junio, 2021

El sujeto fue encontrado culpable de los delitos de Coacción y Lesiones Leves Calificadas en contra de su expareja.

En horas de la mañana de este jueves, la justicia riojana sentó precedentes en una de las causas emblemas en la lucha contra la violencia de género en la Provincia. Es que, Patricio Amalio Pioli, el tatuador acusado de los delitos de Coacción y Lesiones en contra de su expareja, fue condenado a la pena de cinco años de prisión por ser considerado culpable de esos delitos. 

Pasadas las 10.15 horas de este jueves, la Cámara Tercera en lo Criminal y Correccional de La Rioja dio lectura a la sentencia en contra de Patricio Amalio Pioli, a través de Secretaría, quien dijo que, con fecha «7 de junio de 2021, la Cámara sentencia condenar a Patricio Amalio Pioli, de 38 años de edad, a la pena de prisión de cinco años de cumplimiento efectivo, a cumplir en el Servicio Pentienciario Provincial, por ser encontrado culpable por el hecho cometido contra la joven Paula Sanchez». 

Además, se decidió declarar el hecho como violencia contra la mujer, ordenando al juez de Ejecución y Patronato de liberados, informar a la víctima sobre todos los beneficios que se le concedan al condenado, imponiendo en su caso medidas cautelares de restricción geográfica. 

Es importante indicar que si bien la condena establece la prisión efectiva en el Servicio Penitenciario, el sujeto fue beneficiado en su momento con la Prisión Domiciliaria, que no fue revocada en el fallo de la Cámara Tercera, por lo que, durante el proceso de la ya anunciada apelación de la defensa de Pioli, el tatuador permancerá en su domicilio, privado de la libertad. 

Pioli estuvo acompañado durante la lectura de la sentencia, por uno de sus abogados patrocinantes, el doctor Matías Cucco Santander, quien hizo uso de la palabra para anunciar la apelación a la condena. 

Esa situación fue confirmada a NUEVA RIOJA por la querella del doctor Sebastián Andrada, quien suma una nueva causa a su trayectoria en pos de la visibilización de los hechos de violencia contra las mujeres riojanas, habida cuenta que fue querellante en el histórico juicio por el femicidio de Romina Ríos en el que se condenó a la pena máxima al responsable. 

Andrada estuvo al lado de la víctima, Paula Sánchez, quien estuvo presente durante la condena a su expareja. 

Fuente: NR